Páginas

5 mar. 2014

ESPONJA VEGETAL


Como sembrar las esponjas vegetales
Se deben seleccionar los mejores ejemplares y dejar que se sequen en la planta. Cada ejemplar posee en su interior unas 500 semillas, para extraerlas, se corta la punta del  fruto seco y se golpea con un mazo de madera. Las esponjas vegetales se siembran en la primavera y su producto se cosecha en el otoño siguiente.
La siembra puede darse de dos modos, en almacigas o directamente sobre el suelo (siembra directa).
Si al realizamos en almácigos, las plantas deben ser transplantadas en el suelo cuando comienzas a desarrollarse los primeros zarcillos. Se recomienda desechar aquellas ejemplares que no son buenos.
Para la siembra directa, se deben trazar hileras de 1,50 m separadas unas de otras y las semillas colocarlas a 70 cm unas de otras. Se hacen pequeños huecos en donde se colocarán  unas 3 semillas, a media que van creciendo se dejaran solo las plantas más fuertes, desechando las mas débiles.


Armar Parrales o espalderas
Cada planta nos dará, si se desarrolla correctamente, unos 20 a 30 frutos y para alcanzar la máxima producción posible es necesario construirle soportes o tutores, ya sea en forma de parrales o espalderas, ya que de esta forma pueden aprovechar mejor la luz del sol y no estar en contacto con el suelo, ya que esto puede afectar el producto final.
Para armar el parral, se deberán colocar dos hileras de postes fuertes en cada extremo del terreno y otro en el medio. Como estos postes deberán soportar todo el peso de la estructura se recomiendan sean de madera bien fuerte o de cemento. Los postes laterales serán de unos 2,50 m de alto y los centrales de 3 m. Entre poste y poste unos 4 m de distancia.
Dentro de esta estructura de poste principales irán los postes secundarios, también separados 4 m unos de otros y que serán mas finos y menos fuertes.
Los postes principales estarán vinculados o unidos entre si por alambre galvanizado del número 8 y los secundarios del número 10. Luego se arma un entramado de alambres del 12 o 14.
Es conveniente que el parral se encuentre circundado por arboles grandes que formen una barrera para proteger la siembre de vientos fuertes que puedan romper las plantas cuando son pequeñas.

Cuidados adecuados para las esponjas vegetales
Como ya dijimos, la esponja vegetal necesita de suelos de buen drenaje y húmedos para crecer sin dificultad.
El riego debe realizarse unas dos veces por semana como mínimo en el verano y se debe mantener el suelo libre de malezas.
Las flores aparecen a los 30 días de germinación y deben ser eliminadas al igual que las ramas secundarias hasta que la rama principal llegue al parral. La rama principal a medida que va creciendo debe ser atada con telas o tiras a los tutores. Si notamos frutos dañados, también deben ser desechados.
Para evitar que las plagas ataquen a estas plantas, lo mejor es manejarse con su manejo ecológico del suelo, evitando el uso de los agroquímicos.
Para controlar a los diferentes insectos que pueden atacar estas plantas, es aconsejable seguir los siguientes consejos:
Utilizar una variedad de plantas resistentes.
Roturar bien el suelo y procurar este siempre libre de malezas que pueden invitar a la presencia de insectos y sus larvas.
Plantar plantas que alberguen depredadores de las plagas que afectan a este cultivo o de plantas que repelen dichas plagas.
Eliminación total de las plantas enfermas.

Cosecha de las esponjas vegetales
Los frutos de esta planta se recogen cuando empiezan a tomar color amarillento con los extremos anaranjados. No se debe esperar a que tomen color oscuro. Se les corta un poco las puntas (para facilitar la entrada de agua) y se les realiza una ranura a lo largo de la cáscara.
Se conservan formando “SARTAS”  de aproximadamente 100 frutos cada una, que se forman atravesándolas con una alambre galvanizado para luego ser sumergidas en agua durante tres días hasta que la cubierta externa se pudra totalmente y se desprenda.
Luego, se lavan las fibras para eliminar todo resto de cáscara que pueda haber quedado. Ya terminada la cosecha, las plantas se eliminan y se prepara la tierra para otro nuevo cultivo.

Secado de las esponjas vegetales
Las esponjas ya limpias se secan en un lugar ventilado, a la sombra y por un término de 7 días.
Jamás deben colocarse al sol, ya que la fibra se secaría demasiado y se volvería quebradiza, alterando totalmente su calidad.

Blanqueado
Las esponjas, si se desea se pueden blanquear. Este procedimiento se lleva a cabo mediante la inmersión de las mismas en agua con algunas gotas de hipoclorito y luego enjuagarlo con abundante agua y colgarlas de una soga para que se sequen. También se pueden teñir de colores utilizando anilinas naturales.
Otra opción es aclarar la fibra con carbonato de calcio o cloruro de calcio que son sustancias alcalinas que se utilizan para el blanqueado de papel, esto es en los casos que el blanqueado con hipoclorito, por razones ecológicas es rechazado en algunos países.